AMOR- Kelvin Dubón

04.06.2020

LA NOCHE QUE TE CONOCÍ


Por: kelvin Dubón 



La noche que te conocí, esa noche la tengo preservada en mi memoria, pero la recuerdo con el corazón, sentí que el legítimo propósito de mi inoportuna existencia era mirarte fijamente y darme cuenta que lentamente cautivabas mi ser por completo, a ese punto, nada me importaba , solo mirarte, escucharte y entenderte.

La noche que te conocí, me di cuenta que eres ese enigma que ni el más sabio puede descifrar.Eres ese día soleado perfecto para una extensa camita, eres esa noche serena y tranquila donde el amor hace de las suyas, poco a poco vas llenando espacios en blancos de mi desesperado corazón, desesperado por amarte, por tenerte.

 La noche que te conocí, me dije en silencio a mi persona, que si tu me prometieras que tu sonrisa por siempre será mía yo te prometo ser quien la provoque, es que el color de tu sonrisa pinta mi lienzo interno y cada vez que sonrías ten la certeza qué me enamoraré más y más.

La noche que te conocí, me sorprendió un pensamiento tan irónico pensé, no tengo nada pero quiero darte todo, porque al estar contigo no me faltaría nada. No quiero darte cosas comunes y vacías, que se desvanecen en un santiamén, quiero darte un amor impecable y sin falacias, momentos inigualables para que tu también los preserves en tu memoria y los recuerdes con el corazón. 

La noche que te conocí querida, sentí el deseo de tomar tus delicadas manos y ponerlas en mi pecho y que sintieras cada latido de este corazón mío y tuyo, que sintieras que cada latido llevaba tu nombre y entenderías que nada de este falso mundo podría sacarte de ahí.

La noche que te conocí, entendí que es necesario depositar mis sueños en ti, deseando que a tu lado se hagan realidad, quiero obsequiarte felicidad infinita, arrancar de raíz todo momento impuro que pueda alejarte de mi amor. Esa noche supe que mi mayor miedo es que alguien más se dé cuenta de lo maravillosa que eres, pero también supe que mis miedos desaparecen cuando, tu querida, te apareces, eres la cura perfecta para esos miedos en mi alma. En definitiva la noche que te conocí, esa noche la tengo preservada en mi memoria pero la recuerdo con el corazón.