UNA INDEPENDENCIA GOLPEADA

15.09.2020

Honduras, el país cinco estrellas ubicado en el centro del continente americano, el hogar de más de 9 millones de hondureños que a diario luchan por sacarlo adelante y que pese a las múltiples dificultades que se atraviesan, son el motor de esta nación.

Con una belleza natural inigualable y la calidad de la mayoría de su población, conmemora este martes su 199 aniversario de Independencia Patria, de una forma atípica, en confinamiento y en medio de la crisis sanitaria que atraviesa por el COVID-19.

Este 15 de septiembre se recuerda la independencia del país de la Corona española, aunque no se independizó de los muchos problemas que lo han aquejado a lo largo de la historia, ni tampoco, de malos hondureños que han dirigido las riendas de esta nación y que no le han hecho honor a su grandeza.

Este año no habrá desfiles, las calles de los diferentes rincones del país no contarán con el fervor de miles de estudiantes de escuelas y colegios públicos y privados, quienes, al ritmo de bandas de guerra y marciales, ambientaban la fecha y que, por un momento, hacían que los hondureños se olvidaran de los problemas como la violencia, pobreza y crisis política, que han golpeado a Honduras en los últimos años.

Pero esa no es la mayor preocupación del pueblo, sino, que cada vez más se pone al descubierto la decadencia de sus líderes, que por años han hecho sufrir de diferentes formas a los hijos de esta nación.

La corrupción y la impunidad, son dos de los flagelos que más hacen que este país a diario se pregunte sí vale la pena festejar fechas como la Independencia Patria y otras, que, si se cumplieran, realmente Honduras sería el paraíso que todos los hondureños se merecen.

Para nadie es desconocido que la pandemia, ha puesto nuevamente en la palestra publica, una problemática que ha costado sangre, la sangre de miles de hondureños que han caído no solo en la lucha directa por una verdadera independencia, sino, por un país que de verdad vele por los derechos de sus habitantes, como salud, educación y trabajos de calidad.

Problemas como la pobreza, corrupción y la inseguridad, siguen aquejando a la mayoría de hondureños, quienes desde su casa y con múltiples necesidades, recordarán esta importante fecha, sin tener mucho que celebrar en realidad.

Añadido a este, el tema político que vuelve al ruedo, con el llamamiento oficial a elecciones primarias de marzo del 2021, donde se espera que participen al menos 14 partidos, generando múltiples opiniones, ya que, según muchos, lejos de fortalecer la democracia, solo es un negocio más de diversos líderes.

Pero sin duda, es una nueva oportunidad para buscar y elegir líderes que estén de lado del pueblo, que no solo se interesen por su bien particular, sino que, luchen por sacar del hoyo donde la clase política ha mantenido de rodillas a la mayoría de hondureños.

La corrupción y la impunidad, en vez de ser combatida, se ha venido fomentando a lo largo de la historia desde los mismos poderes del Estado, algo que, sin duda, no le hace honor a la fecha y por lo que muchos hondureños se cuestionan si vale la pena conmemorarla.

Aun con todo lo antes mencionado, en muchos rincones no solo del país, sino también en el exterior, hay hondureños, que, con su trabajo, ejemplo, lucha y buen actuar, ponen en alto el nombre de este país cinco estrellas y por los que vale la pena decir ¡VIVA HONDURAS!

Por: Gabriel Ortiz