MUJER LIBERTAD, TEMPESTAD Y SUSPIRO- María José Turi

25.01.2021

25 de enero se celebra el día de la Mujer en conmemoración a la jornada histórica que significó la primera conquista política de las mujeres hondureñas, en la que fueron reconocidos sus derechos a través del decreto #29 de 1955.

Sea cual sea tu edad, Mujer, esto es para ti.

¿Te has preguntado la cantidad de cosas que hemos conquistado? Si la respuesta es "no", no te preocupes. Es la primera vez que me lo planteo, somos el resultado de la conquista de nuestras hermanas que se cuestionaron la vida mucho antes que nosotras, y el futuro depende de todas esas otras preguntas que nos haremos justo en este momento, o quizás en lo que nos resta del camino.

Ser MUJER parece un camino complicado; es como si lograr "algo" fuese una utopía. Para dicha nuestra, la utopía nos sirve para avanzar; crear panoramas distintos para las generaciones que vienen y poder honrar la memoria de quienes se fueron.

Nuestra tierra está colmada de presencias femeninas; las hay en todas partes, algunas prisioneras de su destino, otras tan libres como las aves. La hay silenciosas o estruendosas, unas se levantan muy temprano a sembrar con nuestra madre tierra; otras viven en edificios, trabajan sentadas; todas poderosas.

Están aquellas que llenan de ideas el mundo y las que hacen que esas ideas se materialicen. Las hay risueñas o con el ceño fruncido, todas capaces de encender hogueras con el calor de su alma.

Enseñan, transforman y moldean. Las hay abnegadas o rebeldes. Creadoras, luchadoras y emprendedoras.

Unas han llevado seres en su vientre, otras han gestado sus sueños lejos de la idea de la maternidad, pero al final todas madres, madres del hijo, del sobrino, madres que se escogen.

Están las que bailan con sus pechos y caderas desnudas o las que danzan con mucha tela encima. A las que la violencia les ha robado su voz y las que han dado su voz a las que han querido callar.

Las hemos visto dar de comer en la sombra y a plena luz del día. Todas llenas de arte en todas sus expresiones, colmadas de flores y mariposas que las adornan al caminar, con una sazón especial al cocinar y un lenguaje personal al abrazar.

Nacen con el don de educar y entregan parte de sus vidas para ver crecer a sus hijos. Donde sea que vamos encontramos sus historias llenas de amor, dolor y superación.

Somos Mujeres intensas, con raíces firmes, somos ese tronco fuerte que soporta tempestad y esa furia, para quemarlo todo ante cada injusticia.

Para ti mujer que llevas años en esta tierra, para ti que inicias a vivir, para ti que has decidido criar,

Para ti que has elegido tus sueños, que dicha compartir este territorio conmigo.

Deseo que nunca calles, no te conformes, lucha, lucha, aprende, enseña a otras a ser valientes, así como lo has sido tú. A ti mujer que has revolucionado cada instante, que tengas el coraje de hacer lo que quieras y ames.

A ti mujer hondureña. 

Por: María José Turi