ESPIRITUALIDAD- Mely Cortéz

31.05.2020

INMARCESIBLE


Por: Mely Cortéz 

La vida es un fluir, un fluir constante de misericordia,

La vida son instantes dulces, instantes amargos,

Ambos necesarios, ambos pasajeros.


¿Qué hace una chica en un mundo que no conoce?

¿Qué hace con el amor que no tiene?

¿Qué hace con lo espacios vacíos?

¿Qué hace con la soledad que le abunda?

Surgen las preguntas como la lluvia insistente de las tardes de octubre,

Y escasean las respuestas como las flores en el desierto.


¿Hacía dónde van las palabras que del corazón no salen?

¿Hacía dónde se dirigen los pasos de aquella que anda solo por andar?

¿Hacía dónde van las palabras que del corazón no salen?

Llamamos vida a lo que vida no nos da,

Erramos en buscar felicidad donde no la hay,

¿Puede acaso saciar un río ficticio?

¿Puede un ciego mostrar el camino?

¡Todo es ilusión!


Es así como se elevan los muros cotidianos

Que no nos dejan ver al que más nos ama,

Y cuando más abrumados estamos por tal situación, abrazando la desesperanza

Se presenta en escena el autor de inusuales metamorfosis,

Jesús, aquel de Nazaret, sí,

El mismo que cambia destinos.


Lluvia que da vida, luz que devuelve la vitalidad

Él es ese amor que nos lleva de ser hierba seca a flores inmarcesibles,

Especiales como azucenas entre espinos,

Y aunque venga el frío invierno que hace peligrar cualquier jardín,

Aunque el viento sea fuerte y el frío cruel

De pie su amor me mantendrá,

La fragancia exquisita de su ternura me dará

Él es mis palabras y también mi silencio,

¿Qué hace una chica con Jesús en su corazón?

¡Ella vive, verdaderamente vive!