EL BUEN SABINO, GENERACIÓN DE LOS 30S

03.03.2021

El buen Sabino, generación de los 30s, camina por esta vida hace ya 89 años, cuanta vida vivida de nobles maneras, cuantos amaneceres recibidos con tanta esperanza, cuantos abrazos, cuantas sonrisas, cuanta experiencia en cada uno de ellos.

Sabino, hombre trabajador, lo fue antes, en su juventud, lo sigue siendo en su vejez, sus manos cultivan la tierra, arte que la vida le enseño y que sigue ejerciendo con tanto amor, nada lo detiene, nadie lo puede sacar de su parcela a la que llega con paso lento, nadie puede quitarle su machete, que aunque ya no utilizado con el vigor de antes sigue siendo su herramienta principal, su milpa cada año agradecen las manos que las cultivan, dando frutos a sacos llenos.

Precisamente fue esa grandiosa cualidad de trabajo la que enamoro el corazón de Rafaela, tierna mujer que sigue siendo su esposa después de largos 62 años, Que placer ha sido verles llegar tomados de la mano a la casa del Señor, con su rostro tan feliz agradecen al Dios que los ha sustentado y cumplido el sueño de una vida afable, una familia hermosa, formada por personas honestas, serviciales, creativos y sobre todo trabajadores, que son quienes los adornan.

La vida de sabino inspira, en su historia no se pintan solamente días soleados, pero corazones como el suyo saben como reponerse de las malas rachas, siendo huérfano desde muy temprana edad decidió que no era ese un motivo para detenerse y ser feliz.

A sabino lo puedes encontrar por las tardes en el corredor de su casa, en su silla de madera, existiendo bonito, con su anciana sonrisa que esta lista para aparecer cuando te mira y te saluda, allí en la comunidad de Lombardía, su hogar.

Amor a DIOS, arduo trabajo, respeto al prójimo, honestidad, la vida de este noble anciano resumida en palabras. Cuanto cariño despiertas mi buen sabino, el que te conoce te quiere, es inevitable.