AMOR Y ORGULLO

29.06.2020

EL ORGULLO DEL RESPETO 


Junio mes de la diversidad sexual 




Por: Book Lovers hn 

¿Les ha pasado que se despiertan deseando haber despertado en otro lugar, menos en el que están? A mí por ejemplo, me ha pasado que deseo despertar escuchando las olas del mar, pero me reconforta escuchar los pájaros en mi ventana. No era lo que deseaba pero me complace tenerlo. Porque hay muchos que no pueden tener ni las olas del mar ni el canto de las aves.

Algunos dirán que es hasta grosero compararlos, cada uno tendrá su propio argumento, otros dirán que soy conformista, pero la verdad solo la puede afirmar quien justamente la esta experimentando. Lo que sí es absurdo decir y a la vez irresponsable es que algo no es bueno cuando no lo hemos experimentado.

Muchas veces nos es fácil despreciar el canto de los pájaros, porque comercialmente es mejor despertar escuchando las olas del mar. Pero, para el que ha aprendido a despertar agradeciendo lo que tiene, su corazón no tiene oportunidad para comparar ni para menospreciar. Porque ambas cosas son producto de la naturaleza, porque cuando valoras la importancia en esta tierra de ambos, notarás que puedes disfrutarlos, siempre que tengas la oportunidad.

Luego abres tu mente y alimentas tus conocimentos y te das cuenta que hay organizaciones que cuidan la existencia de los pájaros pero también hay otras que cuidan la salud de los océanos. Ambos con el mismo objetivo pero con escenarios distintos. Unos celebran su trabajo y dedicación el 10 de enero (Día Internacional de las Aves) y otros lo hacen los 8 de junio (Día Mundial de los Océanos).

Aplaudes porque sientes que ellos hacen lo correctos, ellos estan cuidando lo que a ti te hace sentir feliz, pero luego vez todas las demás organizaciones que luchan por otras causas, totalmente diferentes a las que tu apoyas. Y así el mundo se vuelve más diverso, más comprometido, más sincero y más humano.

Luego notas que junio no solo mueve a los amantes de la diversidad marina sino también en ese mismo mes se celebra una diversidad distinta, una diversidad humana, que luchan por algo que creen y aman. Que ven el amor no solo en el canto de las aves, ni en el sonar de las olas, ellos ven el amor en lugares distintos, como el en cielo, cuando la lluvia se va y llega la magía de colores, ellos estan entre nosotros llenos de amor, de paz y de orgullo. No son de otro mundo, son de aquí, de entre nosotros, con su pizca de genialidad y con las mismas oportunidades de escuchar los pájaros cantar.

Y ya no solo te complace festejar con los que aman el océano y las aves, sino comienzas ha aplaudir los que luchan por conservar el amor, la salud, la educación, la diversidad sexual, el respeto humano, los derechos a vivir y la genialidad de la lectura. No puedes formar parte de todo, pero si puedes ayudar a que el mundo sea bueno, ¿Cómo te preguntarás? Fácil, respetando el pensamiento, la vida, la lucha y las decisiones diferentes a las tuyas.

-Debemos celebrar el orgullo, ¡el orgullo de ser respetuosos!